miércoles, 19 de agosto de 2009

Vestidos

Vestidos
El vestido es la prenda femenina por excelencia. En invierno con medias y en verano sin ellas, un vestido da personalidad y embellece a la mujer. Los hay largos, a media pierna y minis. Dependiendo de cómo sea el vestido, puede ir con botas, botines, zapatos, sandalias, bailarinas, cuñas...
Los escotes de los vestidos son de lo más variado. Hay vestidos con escote hater, escote en pico, en corazón, palabra de honor, asimétrico (vestidos con un solo escote), de tirantes...
El vestido tiene la función de marcar el rango, el prestigio y la personalidad. El vestido surge por la necesidad de abrigarse para protegerse del frío, así como de adornarse y de llamar la atención sobre determinadas partes del cuerpo. Al fin y al cabo los vestidos son nuestra carta de presentación.
Los vestidos hippies marcaron toda una época en los 70, unos vestidos largos, vaporosos y sensuales que se sigue manteniendo en la actualidad.
Seguramente el más importante de todos, es el vestido de novia. Todas las novias quieren un vestido especial para ese día, que sea único y con el que esté más guapas que nunca. Diseñadores como Rosa Clará, Valentino o Victorio&Luccino se han especializado en vestidos de novia y los presentan en colecciones especiales.
Los vestidos de Marc Jacobs, Marni, Matthew Williamson, Milly, Missoni, Miu Miu, Nina Ricci, Proenza Schouler, Chloé, Elie Saab o Vera Wang están entre los más cotizados de mercado. Dime qué vestido llevas y te diré quién eres...A lo largo de la historia ha habido vestidos históricos. El ejemplo lo tenemos en el vestido blanco y con vuelo de Marilyn Monroe en La tentación vive arriba, el rococó de Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes, el marrón con lunares blancos de Julia Roberts en Pretty Woman, el blanco y sexy de Sharon Stone en Instinto básico, o el de la princesa Leia en la Guerra de las Galaxias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada